Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son las aplicaciones científicas del NeuroFeedBack?

Hay diversas aplicaciones científicas del NeuroFeedBack, entre ellas, TDAH, Trastornos de aprendizaje, Trastornos alimentarios (Anorexia, bulimia, etc.), Epilepsia, Dislexia, Adicciones, Ansiedad, Depresión, estrés post- traumático, TOC (trastorno obsesivo compulsivo), Trastorno Bipolar, Pánico y Fobias, Migraña y Cefalea, Fibromialgia, Insomnio, Mejora el rendimiento cognitivo, entre otras.

También se utiliza con eficiencia en Rendimiento deportivo, Stress, Relajación y Meditación.

¿En qué condiciones es útil Neurofeedback?

La aplicación de Neurofeedback es útil a la hora de trabajar sobre la desregulación cerebral para desarrollar una función cerebral óptima. Esto permite mejorar el desempeño a nivel mental, control emocional, y regulación fisiológica. 

Algunas de las condiciones en las que se aplica son: estrés, ansiedad, depresión, trastornos del sueño, déficit de atención, memoria y concentración, dificultades de aprendizaje, hiperactividad, y problemas de conducta y socialización, entre otros.

¿Cómo es una sesión de Neurofeedback?

Durante una sesión se colocan sensores (los sensores colocados SÓLO registran la actividad de la corteza cerebral, no se introduce electricidad) que monitorean la actividad del cerebro (ondas cerebrales). Esta información se procesa por el computador para extraer datos acerca de determinadas frecuencias de las ondas para luego realizar el tratamiento. 

¿Los efectos de Neurofeedback son duraderos?

Los efectos son duraderos en el caso de las situaciones que involucran una desregulación del cerebro. Neurofeedback es un proceso gradual de aprendizaje, que trae como consecuencia mayor regulación cerebral (entrenamiento en autorregulación). 

Cuando se trata de una condición degenerativa, tal como el Parkinson o la demencia, el entrenamiento debe continuar en algún nivel a lo largo del tiempo. 

¿Cómo y porqué funciona Neurofeedback?

La autorregulación es fundamental en la teoría y práctica de Neurofeedback. Hace referencia  a sistemas dentro del cerebro y sistema nervioso central que controlan y equilibran nuestros “quehaceres”: procesos intrínsecos a nuestro funcionamiento que incluyen la regulación de varias hormonas que nos condicionan.  

Normalmente, no requerimos pensar acerca de estas funciones. Sin embargo, cuando estos procesos no funcionan adecuadamente y aparecen síntomas, Neurofeedback es una intervención que logra reencaminar los patrones de autorregulación. 

¿Qué sucede si el paciente está tomando algún medicamento?

Es posible que los medicamentos que están apuntando a la función cerebral pueden dejar de necesitarse o se requiera disminuir las dosis, a medida que el cerebro adquiere la capacidad de autorregularse más eficientemente.

¿En pacientes de qué edad se aplica Neurofeedback?

El Neurofeedback se utiliza en niños desde los 6 años hasta en adultos mayores. 

¿Cuánto dura una sesión de Neurofeedback?

El tiempo de entrenamiento oscila entre los 30 – 45 minutos de duración. Sin embargo, el tiempo total requerido para la sesión suele ser de una hora, entre la revisión de los efectos de la anterior sesión, la preparación de los sensores, puntuales descansos durante el entrenamiento y las instrucciones o pautas.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

En nuestro consultorio utilizamos la tecnología más avanzada disponible en el mercado de neurofeedback. Gracias a esto, el número de sesiones necesarias para obtener beneficios significativos y duraderos son mínimas. En todo caso esto dependerá de cada persona, del trastorno tratado y su severidad.

¿Con qué frecuencia pueden ser las sesiones?

Cuando mayor sea la frecuencia, más rápidas serán las mejoras. Se recomienda que al menos se realicen dos sesiones a la semana especialmente en los primeros momentos, ya que de lo contrario el progreso es bastante lento. 

¿Neurofeedback está comprobado científicamente?

Hay centenares de publicaciones sobre la eficacia del Neurofeedback y los patrones electroencefalográficos de los distintos trastornos psicológicos y neurológicos. Recientemente, la Academia Americana de Pediatría ha reconocido al Neurofeedback como tratamiento eficaz y específico para el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Este nivel está reservado para los tratamientos que mayores pruebas tienen sobre su eficacia, igualando a la medicación en este sentido.