bipolar.png

TRASTORNO BIPOLAR

El trastorno bipolar o también llamado trastorno afectivo bipolar, es una enfermedad mental caracterizada por presentar cambios inusuales en el estado de ánimo, ya que se encuentran afectados los mecanismos neurobiológicos encargados de la regulación del estado anímico.

Los pacientes que sufren este trastorno presentan cambios rápidos, extremos e intensos, pudiendo mostrar un estado eufórico extremo donde se encuentran más activos de lo habitual, más felices y animados, o por el contrario, pasan a un estado de tipo depresivo, donde se encuentran decaídos, apáticos, pasivos y con un estado de tristeza máxima.

Los cambios en el estado de ánimo confluyen entre el polo maníaco (eufórico) y el polo depresivo, pero pueden presentarse también episodios de tipo mixto, cursando síntomas mezclados de ambos polos.

La duración de los episodios pueden perdurar entre una o dos semanas e incluso llegar a prolongarse en algunas ocasiones unas semanas más.

En consecuencia, estos cambios pueden acabar afectando a nivel cognitivo y conductual, viéndose influenciada en la toma de decisiones, así como poder presentar comportamientos desacertados o erróneos en su vida, perjudicando a la persona a nivel social, familiar, laboral, económico…

Actualmente, el trastorno bipolar no tiene una cura definitiva, pero sí existen distintos tratamientos que ayudan a controlar los síntomas y a mejorar la calidad de vida de las personas. Entre éstos, cabe destacar la ayuda farmacológica (estabilizadores del estado de ánimo) y el apoyo psicológico. Aunque actualmente se conocen otros tratamientos novedosos y complementarios a los demás métodos, que ayudan a mejorar la calidad de vida y la estabilidad de este trastorno, destacando entre ellos la técnica en Neurofeedback.

Esta técnica se encarga de dar feedback directo de la actividad cerebral de los sujetos. El objetivo de este tratamiento es poder controlar y estabilizar la actividad que causan las posibles alteraciones en el estado de ánimo, mejorando el funcionamiento de las redes neuronales, las cuales se encargan de poder regular los distintos procesos emocionales y cognitivos.

Cuando se evalúa el estado depresivo, se observa una predominancia de ondas Delta y Theta. En cambio cuando se encuentra en un estado maniaco (eufórico), el predominio de ondas es de tipo Hi-beta.

En definitiva esta técnica va a ayudar a reeducar, estabilizar y regular los patrones a modelos más saludables. Todo ello ayudará a los sujetos a autorregularse y a promover la estabilidad del estado de ánimo, así como proporcionar:

• Mayor susceptibilidad a los cambios de humor.
• Mejora de las habilidades y relaciones sociales.
• Aumento de la capacidad de concentración.
• Reducción de la ira.
• Mayor tolerancia a la frustración.


Ed Hamlin, neuropsicólogo del Instituto Pisgah en Carolina del Norte, realizó un estudio en pacientes diagnosticados de trastorno bipolar. De los más de 40 pacientes que accedieron al estudio, muchos de ellos fueron hospitalizados con frecuencia por motivo de su trastorno. Posteriormente estos pacientes fueron entrenados mediante la técnica de Neurofeedback, observando importantes avances, ya que fueron capaces de:

• Reducir de las dosis de la medicación.
• Mejoraron la calidad de las relaciones sociales.
• Optimizaron el rendimiento tanto en el trabajo y como en la escuela.
• Presentaron mayor estabilidad anímica.
• Redujeron el número de ingresos por hospitalizaciones.

Algunos pacientes que tenían tratamiento de por vida o que llevaban durante 20 años tomando fármacos, fueron capaces de poner fin a la medicación de una forma segura.


Por lo que podemos considerar que esta técnica puede llegar a favorecer la disminución en la toma de las dosis o el cambio del tratamiento farmacológico administrado, mejorando el curso de este trastorno y fomentando una mayor calidad de vida de las personas que lo padecen.

Referencias

Formulario de suscripción

Lafinur 3627 CORDOBA

+54 9 351 743-8888

  • whatsapp
  • Facebook
  • Instagram

©2019 by Codec Salud